Cuantas más, mejor.

-Miren los dos corderitos que me encontré en la puerta…- dijo Brenda al volver al patio, dejando caer la toalla que había cubierto su cuerpo para ir a abrir y metiéndose en el agua de nuevo. -Holaaa…- dijo Sandra entrando seguida de Marta, que saludó con la mano. -¿No tenían una cena?- pregunté nadando hasta…

Causa y efecto.

El día estaba estupendo para pasarlo echada al lado de la piscina, tostando el cuerpo al sol, todo el cuerpo, un noventa y nueve por ciento de él, porque el biquini era tan pequeño que hasta mis labios desistieron y escaparon a la lycra, liberándose de ella, dejando que fueran clítoris y pezones los que…

De nuevo…

La visión de Brenda subida al bordillo de la piscina degustando a Tania, había hecho que la piscina casi hirviera. Su culito en pompa por fuera del agua dejaba ver sus labios brillantes e hinchados, mientras se movía acompasada, embistiendo con la lengua a su chica, que disfrutada echada, muy abierta, expuesta. Rodeé a mi…

Remojo.

Estuvimos durante un rato de remojo, enfriando el cuerpo, pero sin conseguir que se enfriara la mente, todavía caliente de ver nuestros cuerpos a través del agua. Se distorsionaban con el movimiento, pero no perdían belleza alguna, coqueteando con la vista, dejando a flor de piel los instintos más básicos que conocíamos al dedillo. Tania…

Verano inaugurado.

El sol pegaba con fuerza y, aunque no estábamos en una playa brasileña, la bossa nova emborrachaba nuestros oídos con sensuales ritmos mientras entrábamos y salíamos de la piscina o nos dábamos crema. De anuncio, pero desnudos… Mi chico había optado por el remojo perpétuo, nadando piscina alante, piscina atrás, distrayendo la mente de nosotras…

Chapuzas varias.

Observamos desde el balcón, cómodamente apoyadas en la barandilla, las brazadas de mi chico en la piscina, metiendo las manos con suavidad en el agua, sin salpicar demasiado, como si el agua se dejara llevar entre sus brazos. Nuestros culitos en pompa se movían casi sincronizados mientras veíamos su espalda y hombros, esperando a que…