Ideas locas.

“¿Cómo es posible que sean las siete de la tarde?”, me quejé agobiada, sintiendo que el día se había ido en un suspiro, al igual que el fin de semana. “Bueno, piensa que has estado liada con los proyectos, preparando cosas…”, dijo mi chico al ver que saltaba, seguramente temiendo que le saltara al cuello….

Quisiera ser…

“Si lo piensas, esta canción tiene muchas connotaciones…, vamos que es porno…”, dije haciendo que los chicos de delante me miraran con mala cara mientras la cola avanzaba con lentitud. “¡Qué bruta eres…!”, dijo mi chico en tono de desaprobación, “Le acabas de quitar todo el romanticismo de golpe…”, suspiró como si hubiera matado a…

Ironías de la vida.

“¿En serio?” “Que sí…, ¿no te interesa?”, preguntó Brenda extrañada. “Pues claro…, es solo que no me lo esperaba…”, dije agradeciendo después que pensara en mí. “Qué risa, ahora que estoy aquí abajo, me salen cameos ahí arriba…”, añadí con tono sarcástico. “Típico…” Continuamos hablando, concretando detalles, intercambiando teléfonos y terminando por hablar de nuestras…

Triunfos.

“Bueno, empezamos y ya vemos si hacemos algún cambio…”, dijo yéndose con media sonrisa que para mí valía una carcajada entera. Después de los nervios de por la mañana, de no haber desayunado por el repentino encogimiento de estómago y tanto cruzar los dedos, su reacción fue buena, todo lo buena que se pudiera esperar….

De ilusiones se vive.

“¿Crees que podremos?”, preguntó mi chico ilusionado, con cara de miedo. “Ojalá…”, respondí sin querer asegurarle nada, incapaz de inflar o arrebatar sueños mientras me abría paso hasta él entre mis amigas que, expectantes, ondeaban las banderas blanquiazules al aire. “¡Vamos!”, gritamos al unísono al comenzar el decisivo partido, el que paralizaba a la isla…

San Juan.

Pilas de maderas distribuidas por la playa empezaban a prender al ritmo de algunos tambores bohemios de dueños con grelos, invocando buenos deseos. Gente paseando, diferentes puestos, el pueblo era pura vida en la noche más corta del año, la de rituales ancestrales, en la que las culturas confluyen sin chocar. El hipnotizante movimiento del…