Ganas.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Cosquillas que con tan solo un primer roce derriban muros y debilitan guardias.

Campanitas que tintinean llamando fieles a las puertas.

Pétalos que se abren.

ganas 1, 14 agosto 2017

Manantiales que generan aguas calientes y dedos que las prueban.

Entre muslos separados, acantilados de entrada infinitos, abismos consentidores donde no caben arrepentimientos, lujuria de lleno.

Labios, reflejo de deseo; lengua, donde sucumbe el deseo.

Ojos enmascarados, ciegos de ganas.

ganas 2, 14 agosto 2017.jpg

Ganas de ellas, ganas de todas, ganas de mí.

Celebrando.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Hundí los dedos entre mis piernas abiertas, hambrienta de ellos, deseosa de aplacar las ganas de placer que me mojaban.

celebrando 1.jpg

Una frente a la otra, pero censuradas por el algodón de nuestras braguitas, acomodadas en su sofá, nos masturbamos con el sonido de fondo de los orgasmos grabados, saboreando las melodías que las conocidas voces emitían.

Nuestra ropa interior se empapaba por segundos, quedando pastosa, babosa, impregnada en el delicioso calor mientras los dedos chapoteaban sin descanso en busca del orgasmo.

Marta gemía con timidez, sin sostenerme demasiado la mirada, perdiendo sus ojos en el gusto de sus propias caricias, deleitándose en su manoseo.

Yo aceleraba con miedo a perderme, a no poder frenar, excitada, moviendo mi clítoris hinchado hasta el punto previo al no retorno, metiendo entonces los dedos para notar las contracciones de placer que me daba.

celebrando 2.jpg

“No puedo más…”, gemí agarrando el móvil con la mano libre, acumulando placer de nuevo, apretando el micro y acelerando los dedos para dejarme llevar. “Ahh…”

Mi mensaje se envió con éxito dando lugar a que Marta grabara el suyo, a menos de un metro de mí, mientras nuestros pies se tocaban, corriéndose con fuerza de forma espasmódica, generando emoticonos de aplausos y un mensaje claro de Sandra, “Voy para allá…”

Desbocada.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

“¿Sabes que hoy es el día del orgasmo femenino?”, dijo Marta con ojos chispeantes nada más verme, “Yo ya lo he celebrado dos veces…”, me susurró al oído mientras me rodeaba la espalda con su mano, posándose en mi cintura, haciendo que me estremeciera con su aliento en mi cuello.

desbocada 1

“Ah, pues no lo sabía…”, respondí un poco perpleja por la información, empezando a acalorarme y a notar la cara sonrojada.

“¿No vas a decir nada más?”, dijo decepcionada.

“Deberías decirlo por el grupo para que se enteren las demás y cada una debería grabarse en su particular celebración y mandarlo en forma de audio”, sentencié, parte en broma pensando en salir por ahí si ella se reía; parte en serio pero no del todo convencida.

“Qué idea más buena”, dijo boquiabierta.

“Era broma”, respondí con miedo escénico a una grabación, arrepintiéndome de haberlo dicho, intentando rebobinar la vida sin éxito.

A partir de ahí todos fueron propuestas de cómo podría grabarme, barajando incluso que fuera al baño del bar mientras mi cara era un poema, creciendo en excitación hasta dar saltitos en la silla sin parar.

“Tranquila, ahora vamos a tu casa”, murmuré dando un sorbo a mi batido, logrando que se calmara solo de cuerpo para afuera, porque por dentro su calor creció hasta quedar colorada como un tomate, cruzando las piernas con fuerza y dando pequeños mordiscos a su sandwich, mirándome de forma tierna en silencio hasta acabar el almuerzo.

desbocada 2.jpg

“Nos trae la cuentita…”

 

Rutinas.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

Y vuelta a empezar…

Madrugón, ojos cansados, pelo enredado, cola de dos en el baño.

rutinas 1

Desayuno, prisas, leche en el armario, galletas en la nevera, ojos pegados, vuelta a empezar.

Conversación silenciosa, cansancio compartido, lunes, cepillo de dientes, pasta goteando en camiseta, me cambio.

Colorete, rimmel, pintalabios, mejor cara, ojos todavía cansados, segundo chute de café.

Un ‘Te quiero?, un beso, una sonrisa somnolienta.

Llaves, teléfono, libreta, apuntes, bolso lleno, seguro que me dejo algo, dichoso lunes.

Coche, música a tope, ojos asustados, sesenta kilómetros concentrados.

Aparcamiento, barraquito, revisar todo, observar gente, buscar sin descanso ideas.

rutinas 2.jpg

Hora concretada, nueva clienta, desastre de casa, tomar medidas, coger apuntes, gustos, aportar consejos in situ, ojos abiertos.

Hora del almuerzo, mensaje de Marta, quedamos para sandwich, ojos contentos.

“¡Hola! ¿Qué tal lo llevas?”

“Como si fuera lunes…”

Contrastes.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Incapaz de pronunciar palabra, jadeé el dolor, la falta de respiración, intentando recuperar bocanadas de aire, sacándolo de donde no había, buscando ayuda en la mirada de mi chico, que sin cambiar su expresión negó con la cabeza. “Tampoco está tan fría, qué dramática…”

contrastes 1.jpg

El cuerpo, demasiado caliente por los cuarenta grados que habíamos picado durante días, se resistía como si fuera ácido lo que me caía por la espalda, revolviéndome en expresiones varias, ninguna agraciada ni elegante.

Resoplé empezando a pillarle el punto al fresco que me proporcionaba el chorro, a mi parecer, helado, restregándome la cara y soltando los labios, que comenzaron a tiritar hasta conseguir el chasquido de mis dientes.

“Qué exagerada…, hazme hueco…”, dijo mi chico acalorado, metiéndose desesperado por arrancar de su piel el calor acumulado capa tras capa de epidermis, llegando a órganos recalentados y sangre hirviente. “Uff, un poco fría sí que está…”, admitió en un resuello, cogiendo el aire que pudo antes de que el cuerpo se le engarrotara al borde de la congelación.

“Tierra de contrastes…”, asentí patriótica, sintiendo la bandera desenrollarse a mi espalda y un foco iluminarme la cara.

contrastes 2

“Jajajaja”, rió adivinando la película que me había montado con solo mirarme a los ojos, “Eres un caso…”

“¿Aparte?”, coqueteé arqueando las cejas.

“Digna de estudio por lo menos…”, terminó de decir abriendo la botella de gel nuevo. Otra fruta, otro aroma, otra excusa para olernos.