El arte del cunilingus.

A no ser que estés muy cerca, el arte del cunilingus es invisible a espectadores, oculto tras la boca que lo hace con tanto esmero, por placer propio de saborear lo más íntimo y por placer ajeno, tan visible y excitante. Marta se movía entre las piernas de Sandra alternando ritmos, dedicando los lametones más…