Y ahora Sandra.

Sandra llegó con fuerza, ahogando a Marta con sus labios, dedicándome un guiño mientras se colocaba a su lado en el sillón, agarrando sus muslos con fuerza, su nuevo apoyo, siguiendo la ruta que sus dedos le pedían.

Desde el otro lado del sofá, observé el placer con que sus bocas se comían, escuchando el húmedo sonido de sus lenguas entrelazadas, que dejaban escapar algún quejido de gusto, que incrementaba la desazón con la que se buscaban.

y ahora sandra 1.jpg

Las manos de Sandra treparon hasta las caderas de su chica para deslizar las braguitas que tapaban lo que codiciaba, indiferente a hurgar en ellas, obstáculo lleno de humedad previa que no le dejaría saborear la nueva.

Sonreí al verla desde mi esquina, tan expuesta y tan tierna. La luz de la sala reflejaba con destellos en el flujo de su chochito, fino y sonrosado, excitado de sentir los dedos de Sandra descubrirlo en silencio, separándolos con suavidad, untándose en la gelatinosa suavidad que la cubría.

Empecé a sentir de nuevo ese tintineo, esas cosquillitas, esa llamada de atención y, buscando acallarla, me deshice también de mi ropa interior, excitándome más al sentirme desnuda, desprotegida, pero con la confianza de estar entre amigas.

Volví a palpar entre mis piernas, ahora con más radio de acción sin el algodón que me cubría y no me dejaba mover tanto los dedos, disfrutan el roce, cómo separaban los labios y se hundían bajo ellos, rodeándose de tierna y jugosa carne que latía caliente.

y ahora sandra 2.jpg

“Espera”, le dijo Marta a Sandra de repente, “Tú primero…”

11 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Sendra Black dice:

    Ay señor… alucino pepinillos con esta amistad 👀 O sea… me encanta!
    Muaks!

    Le gusta a 1 persona

    1. Valeria dice:

      Alucinas pepinillos!!! Jajajajajaja, gracias!!!😘😘😘

      Le gusta a 1 persona

  2. muy bueno como siempre vale muy buen desarrollo

    Le gusta a 1 persona

      1. a ti vale sigue así

        Le gusta a 1 persona

  3. marguimargui dice:

    De las ternuras nacen los grandes imperios…
    No hacen falta grandes mujeres, tu lo sabes, desde el principio.

    Le gusta a 2 personas

    1. Valeria dice:

      Piedrita a piedrita, haciendo camino!!!

      Me gusta

      1. torpeyvago dice:

        Llevas razón. No hacen falta grandes mujeres… o mejor, no SÓLO hacen falta grandes mujeres: hacen falta grandes cariños.

        Le gusta a 1 persona

  4. torpeyvago dice:

    Me quedo aquí, agazapado en la enorme filosofía que transmite este escrito —ya hemos hablado de que el sexo es la quinta fuerza, y a ver cómo se las apañan los físicos cuánticos para unirlas al resto—, obnubilado, embelesado. Tan solo me saca de mis pensamientos el ruido de ¿un cascabel? ¿Así llamas a hora a ese granito, picajosillo él, de la entrepierna?
    Pues suenen, entonces, todos los cascabeles del universo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Valeria dice:

      Jajajajajaja, qué bueno eres!!! Que suenen todos, que no quede ninguno quieto!!! Besitos Fran, eres genial!!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s