Ante todo, gracias, mil gracias, por cada minuto que han pasado leyéndome, comentando y esperando mis respuestas. No me despido, pero voy a coger una semana de descanso para reconfigurar el blog. Siento que estoy estancada y quiero mejorar. No habrá grandes cambios, pero sí algo diferente que espero les guste. Muchísimos besos!!! Nos vemos…

Demasiado calor.

Llegué a contar las vueltas del ventilador, como quien lo hace con ovejas para conseguir dormirse, canturreando su movimiento y la parte en la que se trababa y emitía un chasquido, con el sonido metido en la cabeza. Mi chico resoplaba entre vuelta y vuelta, como un bistec a la plancha mientras yo, habichuelita de…

Calor, calor, calor…

“Valeria…”, empezó a decir mi chico, “Yo te quiero mucho pero me estoy asando..”, dijo agobiado. El sudor le caía por la cara y su cuerpo, igual de mojado por tenerme encima mientras veíamos la película, no podía más. “Vete al otro sillón”, me pidió se parándome de él, poniendo las manos sobre mis hombros…

De vuelta.

“Se ve que lo pasaste bien”, dijo mi chico guiñándome un ojo al salir de la ducha. “Sí, siempre lo paso bien con ellas”, respondí intentando mantener la vista en sus ojos, luchando contra ellos para que no la bajaran para, a pesar de la confianza de la convivencia, no parecer maleducada o que no…

Y qué más.

“Mmm…”, gemí al morder la tostada de pan con jamón serrano, aderezada a la perfección con cotame, aceite y orégano, todo en su justa medida, sin que nada me goteara la barbilla, mezclándose el conjunto de sabores sobre mi lengua con sumo placer. “Placeres sencillos de la vida…”, dijo Sandra mordiendo con ganas, haciendo que…

Suspiros de amor.

Estaba allí con ellas, compartiendo roces, caricias, besos y lametones, disfrutando del delicado sexo femenino a seis manos, dejándome hacer lo que más me gustaba, haciendo lo que más les gustaba. La devoción con la que se miraban casi se podía ver como una onda que las envolvía con extremo cuidado, recorriendo cada poro de…