Cata de lujo.

“Mmm…, está muy rico…, dulce…”, dijo mi chico levantando la cabeza para dar el primer veredicto del par de labios que se abría ante él sin que pudiera verlo, ataviado de nuevo con la venda, ciego, fiándose sólo de su paladar y su olfato. Se sumergió de nuevo entre las piernas de Tania, echada en el sillón, mientras ésta intentaba aguantar los gemidos al igual que el resto, excitadas, desnudas por la habitación. “Siguiente”, dijo dejándola con la miel en los labios, despachándola, sentado de rodillas en el suelo, esperando el segundo plato. “Al final digo las dueñas…”

cata de lujo 1.jpg

“Este huele más intenso…”, dijo dándoselas de experto, acercando la nariz hasta tocar el clítoris de Brenda, presionando el botón, grande y abultado. Recorrió los carnosos labios bajo la atenta mirada de las demás, que salivábamos desconsoladas, hurgando entre los propios, incapaces de contener el deseo ni un momento. “Fuerte, con caracter…, muy rico”, terminó diciendo mientras se limpiaba la comisura de la boca.

Me puse al frente, sentándome delante de él, abriendo las piernas, expuesta ante su lengua y ante las miradas que se masturbaban sin tregua, viendo cómo se acercaba a mi chochito como tantos otros días, pero excitada porque no pudiera verme, aguantando el primer lametón sin jadear, mordiéndome el labio para no gemir al escucharlo decir, “Éste me sabe familiar…”, antes de volver a engullirme una vez más.

“Fino, muy sutil…”, indicó haciendo sonreír a Marta, cuya extrema timidez, cosa del pasado, hacía pensar que era otra persona, segura, confiada, con ganas de disfrutar del sexo, de hacer y dejarse hacer.

cata de lujo 2

“Y ahora el postre…”, bromeó mi chico sin obtener risas como respuesta, con un público demasiado concentrado en el placer, intercambiando besos y palpando entrepiernas ajenas mientras él esperaba que la última se colocara para dar por terminado el juego. “Muy suave, muy suave…”, dijo chupando a Sandra, de arriba a abajo, saboreando su sexo entero, quitándose la venda y ayudándose de los dedos.

“¡No te puedes quitar la venda! Todavía no has dicho quién es quién…”

“Qué más da…, ahora es cuando van a disfrutar…”

9 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Reflexionando en voz alta dice:

    Interesante giro en el guión.
    Hasta has conseguido una erección con el morbo por la disponibilidad de la primera lesbi.
    Eres la mejor (escritora).

    Le gusta a 1 persona

    1. Valeria dice:

      Jajajaja, vaya hoy no te dio tiempo de ver erratas (no sé si las hay), encantada de alegrarte el turno!!! No soy la mejor, pero se agradece el cumplido 😉

      Me gusta

  2. A estas caras a ciegas tienes que llevarme Valeria!!! Soy experto en probar y saborear, aunque sea otro tipo de platos jejejeje
    Un besazo guapa!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Valeria dice:

      Uy, eso no lo dudaba un momento y para hacerte experto en esto, ya sabes, a probar…

      Le gusta a 1 persona

      1. Jajajajaja cada vez que puedo, te lo aseguro🤣

        Le gusta a 1 persona

      2. Valeria dice:

        Así es como es!!!

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s