Etiquetas

, , , , , , , , ,

Otra vez este antro…

Entré en el piso sonriendo, intentando actuar de forma natural para que mi chico no se diera cuenta de mi pesar, fingiendo estar a gusto.

Cómo echo de menos Santa Cruz…

Puse el bolso sobre la silla,aunque en mi mente lo había aventado con fuerza, haciendo que rebotara en el espaldar y cayera derramando su contenido como una herida de guerra.

de vuelta- 1

Lejos…, estamos lejos…

Abrí la ventana para que corriera el aire, para ventilar, aprovechando para asomarme y mirar al mar, resoplando en silencio.

Supongo que con el verano se me pasará…, las chicas vendrán más…

Me giré y apoyé los codos en el reborde de la ventana, estirando las piernas, escurriéndome un poco mientras mis ojos se fijaban en el escritorio, a mi derecha, rebosante de apuntes, con el proyecto a medias.

Y encima eso…, a ver si queda bien…

Mi chico apareció en pijama, justo para ver cómo casi me disloco el cuello al protestar, al patalear. Sonreí y me encogí de hombros mientras se acercaba.

de vuelta-2.jpg

“Yo también echo todo de menos…”, confesó.

“Bueno, los cambios cuestan…”, dije autoconvenciéndome.

“Ah, ahora resulta que vas a ser la fuerte…”, protestó.

“Bah…, eso y mucho más…”, coqueteé sin remedio, haciendo un bailito acorde, sacudiéndome el mal momento.