Discreto.

Empecé a abrir los ojos y, ante mí, el cabecero. A izquierda y derecha, paredes blancas a los fondos, donde llegaban las mesas de noche por lo estrecho del dormitorio. Acolchado, me acercaba hasta tocarlo con la frente, alejándome de nuevo para repetir la operación infinitas veces, muda, mientras el movimiento de vibración corría por la cama, chocando con la madera de las mesillas y haciendo que las lamparitas tintinearan.

discreto 1

Las manos y las rodillas se me empezaban a hundir en el colchón, y me recoloqué para coger firmeza de nuevo, sin que resultara eficaz, desistiendo, concentrándome de nuevo en el placer de su miembro haciéndose hueco dentro de mí, entrando y saliendo, bien lubricado, deslizándose duro y caliente, sin miedo.

Se me escapaba algún gemido, igual que a él, pero intentamos mantenerlo discreto, ahogando los jadeos y gruñidos. Sus manos, aguantaban mis caderas cuando quería empujar con fuerza y, me acariciaba las nalgas con cariño cuando me lo hacía suave, separándolas lo justo para sentir el rebote de mis glúteos sobre las palmas.

discreto 2

Estaba en la gloria, viendo cómo el movimiento constante había ido separando la cama del cabecero, apoyándome en él para que no hiciera ruido ni golpeara la pared, arqueando la espalda, sintiendo mis pechos botar y sus manos venir a recogerlos con delicadeza, aprovechando el ángulo para hacérmelo con más fuerza, manteniendo el pacto mudo de corrernos sin decir nada.

9 Comentarios Agrega el tuyo

  1. melbag123 dice:

    Jajajaja… Eso pasa cuando vive una en condominios, la cabecera de la cama choca contra la pared y puff… Se entera todo el mundo. Jajaja

    Me gusta

    1. Valeria dice:

      jajajajja, mira cómo lo sabes…

      Le gusta a 1 persona

      1. melbag123 dice:

        Viví en uno… Jajajaja

        Le gusta a 1 persona

  2. Reflexionando en voz alta dice:

    Abrelos (de nuevo), y dime qué ves?

    Le gusta a 1 persona

    1. Valeria dice:

      El cabecero de cerca, las costuras, la tela…

      Me gusta

      1. Reflexionando en voz alta dice:

        Y cómo dices que eran las paredes blancas?

        Le gusta a 1 persona

      2. Valeria dice:

        Sólo blancas, no hay mucho que decir…

        Me gusta

  3. Junior dice:

    Yo no soy muy discreto, que digamos jajaja. Buenos que pases feliz vienes y que te cuides mucho. Besos .

    Le gusta a 1 persona

    1. Valeria dice:

      Yo tampoco, pero como era muy temprano, me mordí la lengua 😉

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s