Chino.

Me encanta cocinar. Adoro meterme en la cocina, da igual el tiempo, y disfrutar de la inventiva de combinar lo que haya en una despensa hasta lograr un plato sabroso con el que sorprender tu propio paladar y el de otros. Pero hoy no era el día… A pesar del baño, de sentirme mucho mejor, el malestar continuaba acrecentando mi mal humor, haciendo que viera la cocina como una pequeña celda de esclavitud y penurias.

“Lo mejor es que salgamos a comer…, ya verás que un paseito te sienta genial”.

Asentí no muy convencida, sin pensar demasiado en la ropa, repitiendo atuendo, pasando del colorete e ignorando el estado de mis rizos casi por completo, colocando sólo a algún mechón rebelde.

chino 1

Salimos, como siempre, de la mano, con mi chico cuidándome al milímetro, mil veces más agradable de lo que ya es, si cabe. “¿Dónde te gustaría comer?”

Me quedé pensativa, recorriendo mentalmente los diferentes sitios a los que ir, saboreando las diferentes opciones. “Me da igual, lo que tú quieras…”, respondí encogiéndome de hombros, recibiendo su mirada enfado contenido.

“¿Mejicano?”

“Muy caro…”

“¿Pizza?”

“No, siempre acabamos comiendo lo que a mí me gusta…, elige tú”.

“¿Te apetece un kebab?”, dijo cambiando el tono, intentando evitar la típica discusión por culpa de mi indecisión o de no decir lo que quiero.

“Guachinche…”

Me encogí de hombros.

“¡Tapas!”

“No…, eso lo puedo hacer yo…”

“Valeria, puedes hacer cualquier cosa, todo te queda bueno, pero hoy no, por eso salimos, para que descanses y disfrutes, así que pon un poquito de tu parte…”

chino 2

La montaña rusa de emociones y la escalera de etapas por las que pasé en dos segundos, desde enfado, pasando por indignación, tristeza y pena, fue indescriptible, quedando muda, incapaz de decir nada, sin saber si metería la pata, pero sin terminar de ganar mi lucha contra la inapetencia.

“¿Chino…?”, preguntó mi chico rascándose el cuello.

“Ay sí, sí, sí, chino”.

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Reflexionando en voz alta dice:

    Usas los palillos?
    Yo di.

    Le gusta a 1 persona

    1. Valeria dice:

      Ah sí??? Yo no…

      Me gusta

  2. Reflexionando en voz alta dice:

    Di no. Si.
    (He de comprarme un teléfono con la pantalla más grande para estos dedazos…)

    Le gusta a 1 persona

    1. Valeria dice:

      Jajaja, a mi chico también le pasa, bueno, supongo que a media humanidad 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s