Ensalada.

La casa rebosaba vida. Tras echarnos del baño, mi chico se lo apropió para asearse, esperando a que el termo volviera a coger fuerza para no helarse. Nos vestimos juntas en el dormitorio, jugando con los tangas a modo de tirachinas, comprobando delante del espejo si habíamos fallado con la crema y lucíamos un horrible tono camarón como consecuencia.

ensalada 2, 15 abril 2017.jpg

En plan cómodo, con camisetas largas o vestiditos ligeros, pusimos rumbo a la cocina para preparar el almuerzo, unas ensaladas, reservándonos para la cena. La cocina se hacía chica, el poyo minúsculo y los atropellos, intensos, al intentar todas ser parte útil, pisándonos, y moviéndonos con los brazos en alto para no darnos codazos.

“Esto no es muy eficaz, ¡fuera, fuera!”, ordené agobiada, logrando que salieran. “Vayan poniendo la mesa”, añadí pasando los platos.

Brenda se resistió a abandonarme y tampoco tuve fuerza para echarla. Su mirada imponente era la única que me achicaba, a la que no le podía rechistar por mucho que quisiera. Se acomodó a mi lado y en silencio, empezó a trocear los tomates conmigo, mientras yo abría latas y tragaba algún millo.

“Me faltan los vasos…”, entró y salió Marta con ellos en brazos.

Sus manos, perfectamente arregladas, seducían los trozos, que se acomodaban en el plato con preciosas coreografías estáticas, dibujando arcoiris de nutritivos bocados.

“¿Habíamos comprado pan?”, apareció Sandra esquivándome hasta alcanzarlo.

ensalada 1 15 abril 2017

“Tranqui, está todo controlado…”, terminó diciendo a modo de lema vacacional que poner como bandera, pues la semana iba a ser intensa. “A comer…”, pronunció posando con el plato al lado de la cara, cogiendo camino, tres pasos más allá, hasta la sala, donde al gallinero se le sumaba ya el gallo, fresco y peinado.

26 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Carmen dice:

    Aquí veo muchas bocas por alimentar.

    Le gusta a 1 persona

    1. Valeria dice:

      Siii, la pena es que no estés tú también 😉

      Le gusta a 1 persona

      1. Reflexionando en voz alta dice:

        Más muescas para la cresta del gallo?
        Por favor… No tientes a la suerte.

        Le gusta a 1 persona

      2. Reflexionando en voz alta dice:

        Por cierto: Menudas gallinas frioleras..
        Con tanto sol y playa en Las Islas Canarias (que no al norte peninsular donde andamos casi todxs tus lectorxs), y te amedrentas(is) por una ducha fría?
        Dónde quedó la calentura sublimiminal?

        Le gusta a 1 persona

      3. Valeria dice:

        Uff…, es cuando te cae el agua fría por la espalda, se te va la vida…
        Pudimos haber esperado, ducharnos a turnos, pero fue divertida la carrera 😉

        Le gusta a 1 persona

      4. Valeria dice:

        Jqjajaja
        Mr. M., ya has leído a Carmen?

        Me gusta

      5. Reflexionando en voz alta dice:

        Lo dudabas?

        Le gusta a 1 persona

      6. Valeria dice:

        Me aseguraba… Pensé que te gustaría 😉

        Me gusta

      7. Reflexionando en voz alta dice:

        Si, gracias.
        En realidad la he descubierto hace poco. Leyendo comentarios también se da uno cuenta sobre quién tiene que decir y a quién casi es preferible tratarle -con respeto-, pero desde lejos.

        Le gusta a 1 persona

      8. Valeria dice:

        Sí, supongo…

        Me gusta

      9. Reflexionando en voz alta dice:

        Bueno, respeto tu prudencia.
        Ya sabes que yo no pienso igual.

        Le gusta a 1 persona

      10. Valeria dice:

        Igual que el resto?

        Le gusta a 1 persona

      11. Reflexionando en voz alta dice:

        El resto no sé..
        Verás, cuando tenía el bar en Almería, tenía un coctail denominado el “Borde Montxito”.
        Sus ingredientes (especificados en la pizarra), eran: Lo que le de la gana al camarero, cuando le de la gana y si tiene ganas.
        Y, sabes?
        Se vendía
        Nunca comprendí bien por qué a la gente le gusta asistir al circo de las vanidades. Pero… Quién soy yo para romper ilusiones, no?

        Le gusta a 1 persona

      12. Valeria dice:

        Ah si??? Muy ‘Tu’ desde luego… ¿Y qué cóctel me habrías preparado?

        Me gusta

      13. Reflexionando en voz alta dice:

        Es complicado, no creas…
        Ahora que “te conozco” y te aprecio, no podría tratarte con la dura bordería típica de aquella etapa mía. (He de admitir que me tomaba muy en serio lo de “ofrecer espectáculo” para mi variopinta clientela), por lo que, con el ánimo de pretender una intima y prolongada conversación, seguramente hubiera apostado por un trago largo, refrescante, pero no excesivamente áspero de alcohol.
        Tal vez una caipirinha de vodka o alguna variante de un Tequila Sunrise.
        Cualquier bebida que te hiciera chispear letanías sensuales en una conversación de verano sin que Chico -al que sin duda estarías “ligada” de alguna manera-, no se sintiera tenso por la conversación ajena.

        Pero, como sin duda, nos habríamos conocido al estilo normal, ergo: Amable pareja isleña entrando en el recomendado garito de un pueblo pequeño..
        Pues sin duda hubiera estudiado posibles alternativas:
        Tal vez, si me hubiese fijado de primeras en esos rizos vulcanos, sacaría mi más lubrica personalidad con esperanzas de.. Catar efluvios, haciéndote reina del local, permitiéndote (siempre con malicia) que aceptaras el reto de ser tú quien, tras pasar al otro lado de la barra*, nos impresionáras, a mi, a tu chico, a cualquier clientx de tu eleccion (o a todxs), tal vez a las cuatro gatas de tus amigas (perfectamente podrías haberlas conocido allí, total.. Han pasado dieciséis años).

        Has de pensar, además, que para esas fechas andaba yo con mi particular musa tinerfeña. Ya te he dicho en alguna ocasión.

        Además, fueron unos años muy díscolos. Con una amplia permisividad respecto al consumo de sustancias psicotrópicas en aquella zona próxima al mar, (y en mi local en particular), donde, con frecuencia y sin luna, ameraban clandestinos botes repletos de futuras sonrisas para el alma del fumador empedernido.

        * Te sorprendería mucho cuánto mutan los instintos cuando a una hermosa criatura, tímida en principio, (que sabe que su intimidad está asegurada -no existían todavía móviles, internet, Youtube-, pues puede desaparecer para siempre al día siguiente), sabiéndose “reina de la fiesta”!
        Por no hablar de que mi bar tenía una barra en ele, relativamente estrecha, que permitía mucho roce sensual en las idas y venidas entre botelleros, cafetera, neveras, clientes, equipo de música, lavavajillas, etc… Siempre con muy poca luz.

        Le gusta a 1 persona

      14. Valeria dice:

        Hablas con el conocimiento de hechos verídicos…
        La verdad es que no se preparar cócteles y sabes que en público no me desinhibo tanto y mucho menos como para meterme detrás de una barra… Aunque seguro que, cuando me hubieras pillado el acento y presentado a tu isleña, que creo recordar era de Gran Canaria, habría hecho migas con ella…
        De todos modos, no creo que fueras tan borde como te pintas, puro teatro.

        Le gusta a 1 persona

      15. Reflexionando en voz alta dice:

        La vida es puro teatro..
        (Que decía la canción)

        Le gusta a 1 persona

      16. Valeria dice:

        Falsedad bien ensayada, estudiado simulacro…, era así?

        Me gusta

      17. Carmen dice:

        Yo estoy a dieta, eso de mantener la línea para caber en según qué tallas. 🙂

        Le gusta a 1 persona

      18. Valeria dice:

        Pues comimos ensalada!!!

        Le gusta a 1 persona

      19. Carmen dice:

        Ah, si es sólo ensalada, me vale. Pero sólo con ingredientes de primera calidad, a ser posible del mercado y no del hiper 😉

        Le gusta a 1 persona

      20. Valeria dice:

        Uy qué fina…

        Le gusta a 1 persona

      21. Carmen dice:

        Caprichosa, sí. 🙂

        Le gusta a 1 persona

      22. Valeria dice:

        Jajaja, seguro que muchos se mueren por hacerte los gustos…

        Le gusta a 1 persona

      23. Carmen dice:

        Espero no se muera nadie, que a mi me gustan vivos y de buena dureza; eso de vampiros zombificados no me va. Pero, inevitablemente, sí, muchos hombres suelen tener esa predisposición 🙂

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s