Barraquito.

“¿Barraquito?” “Para mí…”, dije extasiada al ver las diferentes capas de mi preciado café, marcadas por las distintas densidades de cada líquido. “Desde luego, barraquitos como los de aquí abajo…”, dijo mi chico asintiendo y agradeciendo al camarero su café solo. Perfectamente presentado, presumía de cascarita de limón y grano entero a modo de tocado…