Oda a la pizza.

Ansiosa abrí la puerta sin esperar por la anfitriona, deseando verla grande y redonda, deseando olerla sin dilaciones, sujetándola con fuerza, arrebatándosela de las manos a su portador. Abrí la caja con cuidado, solo un poco, inspirando su aroma, embriagándome de la perfecta mezcla que aguardaba, tomando una visual de lo q nos esperaba. Mi…

Sobrecalentamiento.

“¡Me niego a llamar la grúa ahora!”, gritó Sandra dando un portazo al salir del coche, “Con lo bien que ha estado el día, y ahora esto”, añadió con voz compungida. “No te preocupes, lo puedes dejar aquí aparcado y ya mañana lo resuelves”, dije intentando calmarla, “Yo te acerco a casa”, me ofrecí acariciando…

Efecto dominó.

Piernas entrelazadas, empapadas de la mezcla de nuestro deseo, retozamos en el sillón, tentando a Brenda para que se uniera, sucumbiendo a nuestra petición, quedando Tania de espectadora, descansando tras su orgasmo, en el otro sillón. Perdí noción de quien me acariciaba, de la dueña de los dedos que me rozaban, tocando yo también con…

Después del café helado…

Cerré los ojos para sentir más, para impregnarme al máximo de su delicioso sabor mientras recorría con lentitud sus pliegues, incrustada entre sus piernas. Sandra gemía observándome, dejándose hacer, imitando los movimientos de mi lengua con la suya, lamiendo el aire, imaginando que me hacía lo mismo a mí. Sabía ácida, con un toque salado,…

Después de las burbujas…

Relajada, como en una nube, con la ventanilla del coche bajada, disfrutando la brisa, sin importarme que el sol picara sobre la piel casi pulida después de la maravillosa mañana entre burbujas, conduciendo en caravana detrás de Brenda, seguida por Sandra. Marta y Noelia cogieron rumbo a su casa, con la mirada triste de esta…

Burbujeando.

Unas más frías, otras más calientes pero todas sonrientes, llegamos puntuales a nuestra cita, ansiosas por mojarnos, por sumergirnos en el relajante mundo de las burbujas y dejarnos llevar por circuitos de chorros hasta humeantes charcos sin dejar que helados pasadizos enfriaran la ilusión de pasar el día juntas. Íbamos todas en tropel, alternando conversaciones…