Discusión.

Palabras más altas que otras que al salir de los labios se tornan hirientes, perdiendo la coherencia que tenían dentro de nuestra cabeza, y excusas sin sentido, pobres y tristes que resuenan con eco, como en una catedral desierta, sin hacer más que hurgar en la llaga, en vez de aliviar la herida reciente. Los…

Deseo prohibido.

“¡Qué simpáticas todas! Ahora entiendo lo bien que hablas siempre de ellas”, empezó a comentar Sandra ya en el coche, mientras yo intentaba no encogerme demasiado ante mi tierna barriguita. “Bueno, así sabes que puedes venir cuando quieras”, le respondió mi chico a la vez que acariciaba mi rodilla dándome consuelo. “Claro que sí, ya…

Otra vez…

Saboreando la animada conversación se pasaban los minutos volando, picoteando entre platos y compartiendo vivencias mientras Sandra hacía amigas nuevas y las demás la acogían como a una más, haciendo que se sintiera parte de la pandilla. “Qué fresco…”, dije en un momento al notar como la piel se me erizaba. “Claro, es que todavía…

Me encanta la morcilla.

“Valeria, sal ya de agua, se te va a enfriar la cena”, dijo mi chico con tono serio al sentarse en a la mesa del patio, colocando el último plato con morcillas y chistorras, rodeado de mis cinco féminas. “Voy”, dije zambulléndome y apurando mis brazadas hasta el borde de la piscina, que iluminaba el…

Barbacoa de San Juan.

La noche más larga del año, celebración de los comienzos del verano, noche mágica donde las haya para cumplir deseos frente a ardientes lenguas de fuego, se presentó interesante con un mensaje de última hora para pasarla en casa de Brenda. Una barbacoa de viernes para que pudiésemos disfrutar sin pensar en madrugar al día…

Cosas de chicas.

“Estoy reventado, me voy a acostar…”, dijo mi chico desde que entramos en casa, casi arrastrando los pies a medida que desaparecía por el pasillo perdiéndose en la oscuridad de nuestro cuarto y cerrando la puerta tras de sí. “¿Está enfadado?”, preguntó Sandra, poco acostumbrada a ver a mi chico tan serio. “No, es sólo…