Plenilunio.

Cada cierto tiempo, los ayuntamientos, intentando incentivar las ventas de los comercios, se inventan fechas especiales donde las calles se llenan de actividades y las tiendas abren hasta tarde prometiendo ofertas especiales que se copian en tascas, cafeterías y hasta museos. Por el simple hecho de dar un paseo, de hacer algo distinto, mi chico…

Ya en casa.

Abrí la puerta esperando la casa vacía pues todavía era pronto para que mi chico hubiera llegado, pero el mueblito de la entrada delató su presencia con sus llaves. Levanté la mirada contenta esperando que apareciera pero el silencio fue mi única respuesta. Dejé el bolso y me encaminé al dormitorio, imaginando que estaba ahogando…

Mi lugar en el mundo.

La imagen de la etiqueta con el precio se me quedó grabada en la retina durante todo el trayecto de vuelta al piso. Evidentemente, no era para alguien como yo, del montón, una trabajadora más, con un sueldo normal más, que como hormiguita ahorradora espera ver la cuenta crecer para hacer realidad sueños que un…

Gusto exquisito.

Vi a Marta marcharse tras haber pasado la tarde juntas y puse rumbo a casa, caminando tranquilamente, ojeando los escaparates hasta que uno en particular me llamó la atención como para pararme absorta ante en vestido que lucía. Entré en la pequeña boutique, hipnotizada por el precioso azul turquesa de la tela, estampada con grandes…

Paseito con Marta.

Sus ojos lucían más brillantes de lo normal y la sonrisa casi no le cabía en la cara. “Se te nota en la mirada…”, le susurré al oído al abrazarla, rompiendo a reír las dos como dos chiquillas. “Calla, calla”, respondió Marta sonrojándose, intentando cambiar de tema mientras yo hacía muecas con los párpados y…

Mojados.

No le di tiempo a que se secara. Según salió de la ducha me abalancé sobre él sin darle tiempo a que cogiera la toalla, haciendo que olvidara la tensión del trabajo y despertando las ganas. Mi inesperado fontanero desnudo no se resistió a mis besos y sus brazos me rodearon con fuerza empapando mi…