‘Pastel de nata’.

Como sincronizadas, sabiendo lo que quería cada una, Brenda y Tania fueron al grano, sin andarse con rodeos, metiéndose en la acción de lleno. Brenda fue a por mi chico, a saborear mi esencia en su miembro, a dejarlo brillante a base de lametones, chupándolo a conciencia, alargando su erección en el tiempo. Tania, adicta…

Despertar de la siesta.

Oí el ruido de la puerta cuando mi chico la abrió y sus pasos por el dormitorio, pero me hice la dormida como hago siempre que quiero que me busque, que despierte mis sentidos, calentándolo sin hacer nada. Sentí sus dedos subir por mis piernas y dibujar mi contorno mientras los seguía con la mirada…

Siesta.

Subimos de vuelta en menos de una hora, sin habernos bañado pero relajadas después de tomar las ‘nubes’ un ratito, descubriendo a mi chico rendido en el sillón, provocando que nos planteáramos seriamente la opción de una siestita, de esas rápidas. “No es mala idea”, dijo Brenda dando por sentada la elección y retirándose a…

Bronceador.

Saciados, todavía impresionados por el tamaño de las hamburguesas, volvimos al apartamento dando un paseo para conocer las calles de alrededor y buscar un supermercado donde hacer una comprita con lo típico para desayunos y snacks. Llegamos cargados y colocamos todo sobre la barra, “Menos mal que íbamos a por dos cosas”, rió Marta mientras…

Nublado.

Como es normal, por muchos dedos que se crucen y muchos ruegos que se hagan al cielo, en Semana Santa siempre está nublado, da igual donde, da igual que sea marzo o abril, o que previamente hayamos padecido alguna calima, las nubes siempre hacen aparición en algún momento. “Tampoco está tan nublado”, dijo Marta intentando…

Llegada al apartamento.

Las maletas se hicieron con la mayor parte del coqueto saloncito a nuestra llegada y mi chico las esquivó como pudo para llegar hasta el sillón y suspirar aliviado, cansado tras la hora de trayecto, mientras nosotras cotilleábamos los más y los menos de nuestro nuevo hogar durante estos cuatro días. El apartamento, espacioso a…